Close

Subcategorías

  • Leches especiales
  • Biberones - tetinas

    Toda mamá sabe que el biberón es un accesorio indispensable para el día a día de un bebé, ya que es la herramienta que ayudará a la adaptación del bebé desde recibir su alimento desde el pecho de su madre hasta que este es capaz de consumir alimentos por sí mismo.

    Hay muchísimas razones por las cuales decidir el alimentar a tu bebé con un biberón, la más común es porque la madre por alguna razón u otra no puede seguir dando pecho al bebé directamente, unas optan por extraer la lecha materna, almacenarla y otras optan por recurrir a la leche en fórmula y los suplementos alimenticios, para ambas opciones es vital contar con el biberón y la tetina adecuada para el bebé y su edad.

    Realmente no hay una opción segura que dé en el clavo en el gusto de todos los bebés, la primera sugerencia que damos al momento de elegir el biberón y la tetina perfecta para tu bebé es que, al comprarlos, elijas varios tipos de estos y los coloques en tu canasta. Al nacer y al consumir alimentos desde el biberón, el bebé encontrará la manera de darte a entender cuál biberón y cual tetina le gusta más.

    Pero, ¿qué es lo que debes buscar en un biberón principalmente? Debes asegurarte que el diseño del biberón sea práctico, funcional, que sea fácil de esterilizar y que esté acorde con la edad del bebé.

    • La botella del biberón debe tener paredes lisas, al menos en su interior, para que al limpiar no queden restos de leche en ella. Debe estar fabricado de vidrio o un plástico termorresistente, de manera que pueda soportar las altas temperaturas del proceso de esterilización.
    • En cuanto a la tetina, hay tres características que debes verificar: El material, la forma y la cantidad de orificios que tiene. Los materiales más comunes en las que son fabricados suelen ser de látex o de silicona, pueden tener una forma anatómica, redondeada o de gota, y esta puede tener 1 o más orificios para la salida de la leche.

     

    • Lo que principalmente debes verificar en una tetina es que, al usarla, la leche salga a un ritmo y cantidad moderada. De hecho, la mayoría de las tetinas cuentan con un sistema interno de control de flujo para este propósito, otras tienen válvulas que ayudan a evitar el hipo y los cólicos e incluso existen tetinas con un sistema de antirregurgitación.

     

    Todos estos consejos se van a ir ajustando y adaptando a la etapa en la que esté el bebé, debido a que conforme este vaya creciendo, sus necesidades alimenticias irán aumentando y requerirán de un cambio en su biberón y en la tetina. Mientras más crezca el bebé, más cantidad de alimentos consume y por lo tanto necesitan un biberón de mayor tamaño.

    Con su crecimiento, la comida que el bebé va consumiendo también cambia, uno de los alimentos que se les da al principio de su adaptación a la comida que consumimos normalmente son los cereales. Los cereales, debido a sus propiedades, hacen que la leche se espese, por lo que pueden obstruir la tetina, por lo que aquí también se requiere un cambio de la misma.

    Por último, hay que procurar la buena limpieza y esterilización de ambos accesorios, ya que pueden ser un reservorio de múltiples enfermedades si quedan restos de comida en ellos. Además de estar atentos al estado de la tetina, sobre todo cuando al bebé le empiezan a salir sus primeros dientes ya que suelen morderla y deteriorarla.

  • Complementos alimenticios
  • Leches - papillas

    Hasta los 6 meses puede considerarse obligatorio amamantar a los bebés, porque completa la formación de sus funciones intestinales. El niño empieza a sustituir la ingesta de leche materna por otros alimentos frutas, papillas y zumos.

    Las leches de fórmula se pueden dar desde que nace el pequeño, ajustándolas respectivamente a medida que va creciendo, buscando la que le pueda aportar todos los componentes necesarios para su desarrollo. Es importante recalcar que la mejor leche hasta los 6 meses de edad es la leche materna, ya que contiene características necesarias para el desarrollo del bebé.

    La transición a lo sólido, que es a partir de los 6 meses, es necesaria, puesto que el bebé exige y a su vez cambian sus necesidades nutricionales, y si llegara a producirse una alimentación neta de leche materna provocaría una disminución nutricional. El niño está preparado de acuerdo a su nivel de desarrollo, por lo tanto, debe ser capaz de sentarse, tener buen control de la cabeza, abrir la boca y alcanzar su comida.

    Se comienza con una media cuchara y es posible que su bebé parezca un poco confundido, arrugue la cara, juegue con la comida en la boca o la rechace. Para que pueda hacerse más fácil esta transición puede darle leche materna o fórmula antes de la comida solida, luego la media cuchara de papilla y así. Evitará entonces frustraciones del bebé cuando le de mucha hambre.

    Este cambio requiere paciencia, puesto que produce algunas intolerancias. Hay que estar alerta ya que, si un alimento le produce diarrea, fiebre o estreñimiento hay que llevarlo al pediatra, por eso es importante darle un solo alimento a la vez y no la mezcla de varios.

    Al momento introducir un alimento nuevo tarda entre 2 a 3 días, luego se establece un patrón de horario normal. Se va aumentando la cantidad de cucharadas, permitiendo así que el bebé aprenda a tragar sólidos.

    No está recomendado obligar al bebé si llora o voltea la cara, vuelva amamantarlo y a probar nuevamente con los sólidos Recuerde que empezar a comer alimentos sólidos es un proceso gradual y, al principio, su bebé seguirá obteniendo la mayor parte de su nutrición de la leche materna o la leche de fórmula.

    Los cereales para bebé están disponibles premezclados en envases individuales o secos, a los que le puede agregar leche materna, leche de fórmula o agua. Cualquiera sea el tipo de cereal que use, asegúrese de que está hecho para bebés y fortalecido con hierro.

    Las papillas de cereales tienen un mayor valor energético que los biberones y una absorción más lenta, por eso en los niños se retrasa la sensación de hambre, permitiendo el espaciamiento entre las tomas, por eso las tomas sean cada 4 horas en vez de cada 3.

    Las papillas de frutas se comienzan con zumos, para seguir con una papilla batida hecha con plátano maduro, manzana y pera al que se añada el zumo de naranja. Se utilizarán 2 o 3 piezas de frutas para cada toma.

    Una vez que se han tolerado las anteriores se irán introduciendo sucesivamente todo tipo de frutas, aunque debemos evitar, hasta pasado el primer año de vida, algunas frutas potencialmente alergénicas como la fresa.

  • Esterilizadores

    Los bebés se llevan todo a la boca, por esa razón es importante contar con un sistema de limpieza para los objetos de uso cotidiano del bebé, ya que son muy delicados. Cada mamá quiere brindarle lo mejor a sus pequeños, un ambiente libre de gérmenes y de peligros, por eso es sumamente importante conocer el concepto y las funciones de los esterilizadores.

    Cada vez que le das a tu bebé el biberón este debe pasar por un proceso de esterilización, para poder así evitar que algunos gérmenes se escapen del lavado manual, por esa razón la higiene debe ser impecable.La tecnología ofrece siempre alternativas prácticas para facilitar la vida cotidiana, incluyendo las tareas que hacen a la maternidad.

    Estos esterilizadores son funcionales hasta los 6 meses de vida del pequeño, pero esto difiere según las costumbres de cada persona. Recordemos que los esterilizadores no limpian, sino que desinfectan, por lo eso hay que limpiar los biberones antes, disminuyendo así las posibilidades de que el pequeño pueda padecer enfermedades.

    Al momento de comprar un esterilizador tenemos que tomar en cuenta varios aspectos:

    • Valorar la necesidad de tener un esterilizador, ya que, si estás preparando todo para la llegada del pequeño, tienes que esperar para ver si tomará netamente leche materna, ya que el producto entonces te ocupará espacio. Mientras que si utilizas una alimentación mixta tendrías la oportunidad de darle una utilidad.
    • El costo del mismo.
    • Verificar si cumple la norma europea vigente, pues nos garantizan que el aparato ha superado pruebas y es seguro.

    Los tipos de esterilizadores que tenemos son los siguientes: al frío, de microondas y eléctricos. El esterilizador al frío se basa en la disolución de pastillas, cuyo principio activo es efectivo contra bacterias y no representa riesgo para los niños. Su ventaja como tal es la comodidad, no implica calor, pero suele ser el que más necesita tiempo para el proceso, aproximadamente una media hora.

    Los esterilizadores de microondas son un método más rápido, ligero y práctico, en donde los biberones en 10 minutos estarán listos. Son muy utilizados por su comodidad. Se coloca el recipiente directamente en el microondas, matando así a los gérmenes con el vapor.

    Por último, los esterilizadores eléctricos son un elemento eléctrico en el que se coloca agua y mediante una placa se esteriliza creando así vapor, son mucho más sencillos de utilizar, pero su precio es muy elevado, ellos matan los gérmenes a través del vapor, siendo muy eficaces en aproximadamente 15 minutos.

    En la actualidad el método de vapor se ha convertido el más utilizado, gracias a su eficacia de eliminar cualquier bacteria, sustituyendo los productos tóxicos en aditivos químicos. Además de contar algunos con diseño inteligente, apagado automático y muchas características de multiuso, la cual no solo desinfecta biberones sino también otros accesorios pequeños como chupetes. Hay que resaltar que algunos modelos son capaces de cocinar y calentar comidas al vapor, siendo de gran utilidad cuando el bebé pase a su dieta complementaria donde comience con puré, papillas y frutas.

Alimentación infantil Hay 38 productos.

por página
Mostrando 1 - 18 de 38 items
Mostrando 1 - 18 de 38 items
logo aemps  logo cima  logo cofmurcia  logo murcia

Titular/es: Alfonso López Ruiz | Núm. Colegiado 2097 | CIF/NIF: 34827248G | Datos del colegio profesional: Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región de Murcia

Carretera Media Sala, 90 - 30310 Cartagena (Murcia) | Teléfono: 968 511 107 | Número Oficial de la Farmacia: MU-213-F

Horarios: L-S: 9:00-22:00h | Sin periodo vacacional

Datos de Contacto: Dirección General de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano
Dirección: Calle Pinares, 6. 30071, Murcia
Teléfono: 968 36 51 00

Close