Close

Aseo y baño Hay 11 productos.

Mostrando 1 - 11 de 11 items
Mostrando 1 - 11 de 11 items

Para un crecimiento saludable del bebé, alejado de posibles infecciones y enfermedades, una de las mejores medidas a tomar es el aseo correcto. Los niños pequeños son más susceptibles a agentes externos dañinos y, además, resisten menos a reacciones del cuerpo que indiquen que algo malo está ocurriendo.

Sin embargo, por esa misma delicadeza, la higiene de un bebé no puede llevarse a cabo de la misma manera que la de una persona más grande. Hay que tomar medidas y tener el baño equipado con los productos adecuados, de manera que no ocurra que intentando evitarle al niño complicaciones de salud, las generemos por ignorancia.

 

 

¿Qué necesito para bañar a un bebé?

 

Primero que nada, productos de higiene como champú y jabón aptos para niños, cuyas pieles son más sensibles y, por ello, la presencia de químicos o una alteración en la acidez del producto puede ser muy perjudicial. Se evitan irritaciones usando elementos más suaves, poco agresivos, y con la frecuencia adecuada; es decir, lavar la cabeza de los bebés es importante, pero hacerlo a diario es excesivo. Se sugiere alternar los días en los que se usa champú, para así evitar una reacción negativa.

Recordemos, además, que la aplicación del champú requiere un masaje muy suave, ya que la cabeza de los bebés es más suave que la de una persona más desarrollada y, por ende, requiere un trato más cuidadoso. Se suele subir un poco, para no permitir que el producto caiga en los ojos del pequeño.

Además, se necesita una toalla suave, que pueda cubrir la cabeza del bebé fácil mente. El secado debe hacerse igual con mucho cuidado, sin frotar agresivamente, sino como si se palpase los pies con delicadeza al usar las toallas. Sin embargo, se deben secar lo mejor posible, buscando no elevar los riesgos a resfríos.

Para el área de los oídos, simplemente no hay que profundizar demasiado. Una gasa es la mejor opción pero, en caso de no tener una, un paño limpio hará bien el trabajo. Si entra agua durante el baño, primero se hace uso de la toalla, destacando nuevamente que solo debe hacerse en la parte más externa.

 

¿Qué hacer luego del baño?

 

Una vez seco el bebé, solemos aplicar cremas y colonias. En el caso de las primeras, se recalca el uso de productos de higiene suaves, no muy agresivos, pues no están preparados para una alta concentración de químicos. En el caso de las colonias, no deben tener un pH alterado ni alcohol, y tiene que ser hipoalergénica.

Para las colonias es mejor aplicar primero en la mano de quien vaya a ponerla al bebé y luego extenderla por sobre la piel del infante, de manera que no entra en un primer contacto directo con la piel tan susceptible. Si se usa sobre la ropa del niño es incluso mejor, pues se evitan riesgos innecesarios.

Los aromas no pueden ser demasiado fuertes, porque pueden generar alergia nasal y dificultar la respiración de los infantes. Por ello, mientras más natural sea el producto, mejor resultado se obtendrá. Sin embargo, si se ve alguna reacción negativa, es mejor suspender el uso de la colonia, crema, champú o análogos de inmediato.

logo aemps  logo cima  logo cofmurcia  logo murcia

Titular/es: Alfonso López Ruiz | Núm. Colegiado 2097 | CIF/NIF: 34827248G | Datos del colegio profesional: Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región de Murcia

Carretera Media Sala, 90 - 30310 Cartagena (Murcia) | Teléfono: 968 511 107 | Número Oficial de la Farmacia: MU-213-F

Horarios: L-S: 9:00-22:00h | Sin periodo vacacional

Datos de Contacto: Dirección General de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano
Dirección: Calle Pinares, 6. 30071, Murcia
Teléfono: 968 36 51 00

Close