Cómo Aliviar el dolor y picor debido a un tapón en el oído.

Pacientes con Dolor y Picor en el oído.

Existen diferentes tipos de pacientes con dolor y picor en el oído:

Pacientes que presentan dolor tras exposición frecuente al agua (deportes acuáticos, ambientes húmedos), los que lleva días resfriado y empieza a tener molestias en el oído, los que experimenta dolor y picor por el uso de audífonos, otro tipo de pacientes son los que cursan con dolor y/o picor por el uso continuado de productos jabonosos para la higiene de los oídos y pacientes con una herida en el CAE, por rascado o el uso de hisopos de algodón que produce edema y dolor.

dolor oido

Hoy nos vamos a centrar en un tipo concreto de paciente de estos descritos; en el paciente que con el tiempo tiene un tapón de cerumen en el oído o bien es propenso a ello.

Este tipo de pacientes puede ocurrir debido a 3 situaciones:

*Paciente que realiza la limpieza de sus oídos con bastoncillos. Es muy fácil de detectar ya que refiere una sensación de taponamiento y una leve pero molesta autofonía.

*Paciente que es propenso a la formación de cerumen con sensación de pérdida de audición y picor.

*Paciente que desde que lleva audífonos se le forman tapones de cerumen varias veces al año.

¿Qué necesitan estos pacientes?

En primer lugar PREVENCIÓN de la formación del tapón de cera: Un agente como el peróxido de hidrógeno que ayude a prevenir la impactación de cerumen.

En segundo lugar ELIMINACIÓN del tapón de cera: Un agente cerumenolítico con base acuosa, como el peróxido de hidrógeno, que hidrate y promueva la fragmentación del tapón de cera, facilitando su eliminación.

Es muy importante que se use un aplicador ótico y que el peróxido de hidrógeno sea al 3%. De esta forma es apto para niños a partir de 3 años y adultos.

¿Cómo puede otiFAES Taponox ayudar a estos pacientes?

Ayuda en la PREVENCIÓN y ELIMINACIÓN DEL TAPÓN DE CERA respetando el pH del conducto auditivo externo. El peróxido de hidrógeno al 3% libera el oxígeno que ROMPE el tapón de cera en fragmentos más pequeños y fáciles de eliminar, evitando, en algunos casos, la necesidad de irrigación. Respeta el pH del conducto auditivo externo ya que permite mantener el pH ligeramente ácido, acorde con la fisiología del conducto auditivo externo.

Es muy importante evitar la alteración del pH ácido del CAE favorece la proliferación de microorganismos que predisponen a una otitis externa.

Este tipo de solución para el paciente NO se recomienda en pacientes que presenten:

*Alergia al peróxido de hidrógeno.

*Mareos o cualquier tipo de otitis.

*Perforación /afectación del tímpano o sospecha de ello.

*Acúfenos y/o historial previo de problemas de oído.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios