Close

Subcategorías

  • Aseo y baño

    Para un crecimiento saludable del bebé, alejado de posibles infecciones y enfermedades, una de las mejores medidas a tomar es el aseo correcto. Los niños pequeños son más susceptibles a agentes externos dañinos y, además, resisten menos a reacciones del cuerpo que indiquen que algo malo está ocurriendo.

    Sin embargo, por esa misma delicadeza, la higiene de un bebé no puede llevarse a cabo de la misma manera que la de una persona más grande. Hay que tomar medidas y tener el baño equipado con los productos adecuados, de manera que no ocurra que intentando evitarle al niño complicaciones de salud, las generemos por ignorancia.

     

     

    ¿Qué necesito para bañar a un bebé?

     

    Primero que nada, productos de higiene como champú y jabón aptos para niños, cuyas pieles son más sensibles y, por ello, la presencia de químicos o una alteración en la acidez del producto puede ser muy perjudicial. Se evitan irritaciones usando elementos más suaves, poco agresivos, y con la frecuencia adecuada; es decir, lavar la cabeza de los bebés es importante, pero hacerlo a diario es excesivo. Se sugiere alternar los días en los que se usa champú, para así evitar una reacción negativa.

    Recordemos, además, que la aplicación del champú requiere un masaje muy suave, ya que la cabeza de los bebés es más suave que la de una persona más desarrollada y, por ende, requiere un trato más cuidadoso. Se suele subir un poco, para no permitir que el producto caiga en los ojos del pequeño.

    Además, se necesita una toalla suave, que pueda cubrir la cabeza del bebé fácil mente. El secado debe hacerse igual con mucho cuidado, sin frotar agresivamente, sino como si se palpase los pies con delicadeza al usar las toallas. Sin embargo, se deben secar lo mejor posible, buscando no elevar los riesgos a resfríos.

    Para el área de los oídos, simplemente no hay que profundizar demasiado. Una gasa es la mejor opción pero, en caso de no tener una, un paño limpio hará bien el trabajo. Si entra agua durante el baño, primero se hace uso de la toalla, destacando nuevamente que solo debe hacerse en la parte más externa.

     

    ¿Qué hacer luego del baño?

     

    Una vez seco el bebé, solemos aplicar cremas y colonias. En el caso de las primeras, se recalca el uso de productos de higiene suaves, no muy agresivos, pues no están preparados para una alta concentración de químicos. En el caso de las colonias, no deben tener un pH alterado ni alcohol, y tiene que ser hipoalergénica.

    Para las colonias es mejor aplicar primero en la mano de quien vaya a ponerla al bebé y luego extenderla por sobre la piel del infante, de manera que no entra en un primer contacto directo con la piel tan susceptible. Si se usa sobre la ropa del niño es incluso mejor, pues se evitan riesgos innecesarios.

    Los aromas no pueden ser demasiado fuertes, porque pueden generar alergia nasal y dificultar la respiración de los infantes. Por ello, mientras más natural sea el producto, mejor resultado se obtendrá. Sin embargo, si se ve alguna reacción negativa, es mejor suspender el uso de la colonia, crema, champú o análogos de inmediato.

  • Cuidados del bebé
  • Cuidado de la mamá

    El embarazo es un período en la vida de una mujer que implica cambios físicos y psicológicos. El cambio físico no solo se ve afectado por el crecimiento del vientre, sino también la hinchazón de los pies, dolor de espalda, aparición de estrías, cansancio, náuseas, aumento de las mamas y del apetito. Algunos de estos síntomas pueden ser disminuidos gracias a suplementos como las náuseas y cremas en el caso de las estrías.

    Un buen cuidado prenatal incluye alimentación saludable, atención médica, limitar el consumo de cafeína, no tomar alcohol ni fumar tabaco, al igual que se promueve la ingesta de ácido fólico, ya que este complemento reduce el riesgo de los defectos congénitos del bebé. Igualmente se promueve el uso de vitaminas prenatales.

    También es importante el cuidado de las mamas durante el embarazo, ya que estas pueden llegar a deshidratarse, por ello se recomienda el uso de cremas hidratantes para los pechos. Igualmente, esta zona debe ser protegida con bloqueador solar, ya que es muy sensible y deben utilizarse sujetadores de algodón que favorezcan la comodidad de la madre. Estos sujetadores son muy útiles luego del parto para mantener los senos secos.

    Luego del parto

    El período que sigue luego del parto es el puerperio o cuarentena, en el cual es importante realizar un cuidado en el periné y los pechos. Durante este período se recupera el organismo de la mujer, adaptándose nuevamente a su situación, es recomendable guardar reposo durante 10 días luego del parto para evitar complicaciones. Además, durante este tiempo se producirán manchas similares a la menstruación de tiempo variable, entre 20 y 40 días.

    Se puede utilizar una faja abdominal que comprima el abdomen de forma moderada y realizar ejercicios suaves para que vuelvan los tejidos a la normalidad. En el caso de los pechos es importante lavar los pezones dos veces al día con un jabón suave, limpiarlos antes y después de cada toma, mantenerlos secos y pueden hidratarse con aceites para prevenir grietas en los mismos.

    Las mamas aumentan de tamaño con el embarazo y con la subida de leche aumenta la producción de la misma generando dolor, dureza en las mamas y fiebre. Si existen problemas con la subida de leche en las mamas y existe dolor se debe consultar a un ginecólogo quien recetará paracetamol, igualmente se puede alternar frío y calor y deben ser vaciadas con sacaleches.

    ¿Qué productos comprar?

    En nuestro catálogo podrá encontrar una variedad de productos que favorecen el cuidado de la mujer que ha dado a luz, como lo son los sacaleches, complementos alimenticios para mujeres en etapa de lactancia, crema para el cuidado de los pezones que evitará las grietas, discos absorbentes o protegesenos para mantener el pecho seco entre cada toma, pezoneras, cremas para prevenir estrías, complementos alimenticios para prevenir las náuseas durante el embarazo, complementos para mejorar el estreñimiento luego del parto, reponer la hipoglucemia y muchos productos más que favorecen la salud y bienestar de las madres.

  • Chupetes


    Los chupetes podrían dar un poco de miedo a los padres, ya que pueden ocasionarmalformaciones de boca del bebé, pero estos problemas pueden ser evitados quitándole al niño el chupete en el tiempo adecuado cuando todavía está en periodo de crecimiento, por lo tanto, el resultado final depende muchísimo del tiempo que permanezca esa costumbre.

    El chupete tiene menos probabilidades de producir deformaciones si se compara con la succión del dedo. Las formas de los chupetes van con respecto al material, pudiendo ser látex o de silicona. El látex es mucho más resistente, blando y de color amarillo o ámbar, pero la desventaja es que suele hincharse y agarrar malos olores, por esa razón es necesario sustituirlo.

    Los de silicona mantienen su forma, no absorben nada de olores ni sabores extraños, pero se pueden rasgar. También podemos encontrar de forma esférica denominada tetina de cereza, la tetina anatómica-ortondótica que imita el pezón, y por último la tetina fisiológica, que es simétrica y plana.

    Para elegir el chupete perfecto para el niño, se tienen que buscar las características del paladar, ya que la succión debe asemejarse a la succión del pezón de la madre para evitar cualquier malformación en la boca del niño a medida que crece.

    Antes de comprarlo es completamente necesario que estos chupetes no sean tóxicos, que sean resistentes y antialérgicos. El tamaño de la tetina debe ser de una longitud aproximada de 30mm, ser resistente, flexible, adecuada para adaptarse a la forma del paladar del bebé. La tetina no debe despejarse del escudo por más que el niño succiona fuerte, al igual que el anillo no puede separarse del escudo y así proteger la cara del bebé.

    El chupete no es indispensable para el niño, cumple la función de encontrar algún consuelo al no tener en ese momento leche materna. No interfiere con la lactancia materna, ya que el bebé para succionar el pezón debe tener la boca abierta, y para succionar el chupete debe tenerla entreabierta.

    Si los padres quieren recurrir a la idea del chupete es recomendable luego del primer mes del bebé, porque en ese mes el bebé está aprendiendo a succionar y hay más producción de leche materna.

    El chupete puede afectar los dientes, si se usa con sustancias como dulces produciendo caries tempranas. Mientras que no exista alguna malformación genética como que la arcada superior sea más saliente, el chupete no producirá problemas, pero podría afectar la masticación. Cuando el niño está succionando el chupete está mucho más activo, por lo tanto, su sueño es menos profundo.

    Algunos consejos para el uso es que el chupete no debe ser nunca sustituido por el pecho materno, si el bebé llora hay que conocer primero el motivo del llanto antes de colocar el chupete y éste debe ser solo un consuelo temporal para cuando no se le pueda dar leche materna al momento. Se les recomienda a todos los padres que esta costumbre sea por un tiempo determinado, para así evitar cualquier tipo de problemas faciales y odontológicos.

  • Higiene bucal infantil

    Uno de los primeros hábitos que los padres deben inculcar a sus hijos desde muy pequeños, es el cuidado que se le debe dar a los dientes, ya que afectará a como éstos se desarrollen y la salud que posean por el resto de sus vidas. Los distintos métodos de higiene bucal que sean enseñados podrán ayudar a los infantes para cepillar sus propios dientes y seguir otros cuidados, ayudarán a como éstos actuarán alrededor de la limpieza cuando se conviertan en adultos.

    Cómo limpiar los dientes de los niños

    Para iniciar con el proceso de mantenimiento de los dientes en los niños, hay que esperar a que aparezcan los 4 dientes delanteros a partir de los 6 meses, aunque este no sea el caso para algunos niños que llegan a tener su primer diente luego de 12 a 14 meses. Antes de que esto ocurra, se debe limpiar la boca del infante con una toalla o una gasa, cuando éstos aun no tienen dientes.

    Es de suma importancia que los dientes del infante sean cepillados cuando empiecen a salir, para asíevitar la aparición de caries de biberón. Para iniciar el cepillado, se debe utilizar un cepillo de dientes suave y agua, sin optar por la pasta de dientes con flúor hasta que éstos cumplan 2 años, y enseñándoles a ellos a escupir la pasta para prevenir accidentes.

    Los niños ya podrán aprender a cepillarse solos cuando alcanzan los 3 años de edad, pero deben ser supervisados por sus padres hasta los 6. Es de gran importancia que les sea inculcado el hábito de limpiarse los dientes y encías luego de cada comida, especialmente cuando empiecen a salir los dientes de leche.

    Un evento que ocurre cuando llega la época en que salen los dientes, es que los niños comiencen a actuar nerviosos, tienen problemas para dormir, se irritan fácilmente y pueden perder el apetito con facilidad, llegando a babear más de lo común. Es en estas ocasiones es cuando hay que estar prevenidos de alguna fiebre e incomodidad para consultar con el médico.

    Técnica del cepillado dental

    La higiene bucal depende en gran medida de que la técnica para cepillar los dientes sea la correcta, y, para que esto ocurra, hay que seguir los siguientes pasos a la perfección:

    • Primero, se debe usar un cepillo que posea cerdas suaves y una cabeza pequeña para cepillar las superficies que mastican de delante hacia atrás.
    • Después, hay que barrer con el cepillo en dirección hacia el diente, para así limpiar tanto las encías como el diente.
    • El orden para la limpieza del diente inicia por un lado de la dentadura y acaba en el otro, tanto en la parte superior como la inferior.
    • También hay que limpiar por dentro de los dientes igual que por afuera, pero en una posición vertical.

    La primera visita con el dentista

    En el momento en que salga el primer diente del niño, hay que pedir la cita con el dentista, siendo más recomendable que la visita ocurra durante los primeros 6 meses luego de su aparición. El dentista examinará la boca del infante, comprobando su crecimiento y desarrollo, buscando cualquier lesión oral, alguna carie u otro inconveniente, evalúa el uso del chupete o los distintos hábitos de chuparse los dedos y, si encuentra alguna anomalía, dará el informe con los tratamientos más recomendables a sus padres.

  • Embarazo - ovulación

Mamás y bebés Hay 49 productos.

por página
Mostrando 1 - 18 de 49 items
Mostrando 1 - 18 de 49 items
logo aemps  logo cima  logo cofmurcia  logo murcia

Titular/es: Alfonso López Ruiz | Núm. Colegiado 2097 | CIF/NIF: 34827248G | Datos del colegio profesional: Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región de Murcia

Carretera Media Sala, 90 - 30310 Cartagena (Murcia) | Teléfono: 968 511 107 | Número Oficial de la Farmacia: MU-213-F

Horarios: L-S: 9:00-22:00h | Sin periodo vacacional

Datos de Contacto: Dirección General de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano
Dirección: Calle Pinares, 6. 30071, Murcia
Teléfono: 968 36 51 00

Close